En la actualidad se usan dos tipos implantes dentales Vicálvaro, Madrid dependiendo del tipo de material que se utilice. Ambos son biocompatbles y funcionan con diferentes tipos de integración.

Estos tipos de integración mediante los cuales se llevan a cabo los implantes dentales son diferentes en función de estos materiales: el titanio y el zirconio.

En este post vamos a explicarte en qué consisten cada tipo de implante y cuáles son sus diferencias.

Los implantes de zirconio: este tipo de material es cerámico y cuenta con una gran dureza y resistencia. Es el utilizado para la fabricación de brackets o muñones. Cuenta con un color muy similar al de las propias piezas dentales, es decir blanco y además dura bastante en buenas condiciones.

Cuenta con una gran ventaja y es que este tipo de material evita de forma considerable la formación de placa bacteriana, y resiste de forma óptima la corrosión de los ácidos, sin provocar problemas a causa de los cambios de temperatura.

Por lo general, este tipo de implantes se utilizan en pacientes que son alérgicos al titanio o que desean una estética mayor.

Para llevarlo a cabo, se utiliza la biointegración, una unión química producida mediante una capa formada entre el hueso y la superficie del implante. Siendo más rápida e intensa que la técnica de la osteointegración, utilizada en los implantes de titanio.

Los implantes de titanio: es el tipo de implante más utilizado a lo largo de la historia, su metal es similar al acero, aunque más ligero, mayor dureza y fácil de moldear. Se lleva a cabo mediante la osteointegración, la unión mecánica que une células del hueso a la superficie del implante.

Si deseas más información al respecto, no dudes en contactar con nosotros, los mejores profesionales. Para ello acude a nuestra clínica Vicálvaro Dental.